Quizá recuerdes la película “Legalmente rubia” en la que Reese Whiterspoon debutaba haciendo el papel de una chica inocente que a pesar de todo tenía éxito.

En la vida real Reese se dio cuenta que en Hollywood las mujeres ganaban menos que los hombres pero en lugar de quejarse y criticar decidió hacer algo al respecto.

Así creó una productora en la que le fue… muy mal.

Se gastó todas sus ganancias de actriz y parecía rumbo al fracaso, pero lejos de amilanarse decidió intentarlo nuevamente, solo que esta vez consiguió el apoyo de Sara Harden, una eficiente Business Manager.

En el 2016 lanzó Hello Sunshine, su nueva empresa centrada en producir series y películas basadas en historias de mujeres y dando trabajo sobre todo a mujeres. Así produjo éxitos como Big Little Lies para HBO y Little Fires Everywhere para Amazon, actualmente también está produciendo contenidos para niños y dirige un exitoso club de lectura dirigido a sus más de 2 millones de seguidores en Redes Sociales; libro que recomienda, libro que se vende rápidamente.

Con ella trabajan unas 70 personas, la mayoría chicas que constantemente buscan historias sobre mujeres en libros y distintos medios. Por otra parte es sabido que Reese cobra más de $1 millón por cada capítulo de las series en que aparece y varios millones más por actuar en películas de las que tiene seis en desarrollo.

Todo esto la ha convertido en la actriz más rica del mundo con una fortuna personal de más de $400 millones. Nada mal para la rubia “inocente” que cree en empoderar a las mujeres a través de los hechos y la innovación en contenidos audiovisuales.

Recordemos que anteriormente hemos comentado el caso de la App de citas Bumble, donde las mujeres dan el 1er paso para concertar una cita., esta empresa fue creada por Whitney Wolf con el fin de empoderar a las mujeres, idea que la hecho billonaria a sus 31 años.

En el Perú tenemos el caso de Mariana Costa quien creó Laboratoria, emprendimiento dirigido a capacitar en desarrollo web a mujeres de bajos recursos, el éxito alcanzado le permitió  recibir múltiples premios y el reconocimiento de Mark Zuckerberg (Facebook) y Barack Obama, expresidente USA.

La experiencia de Reese, Whitney y Mariana nos demuestra que hay formas rentables de promover el progreso social, pues en este nuevo mundo de contenidos digitales siguen apareciendo oportunidades de incentivar el cambio y el desarrollo en beneficio de todos.