En el 2012 en Brasil David Vélez intentó obtener una tarjeta de crédito, luego de una larga espera y muchos trámites la obtuvo aceptando enormes tasas de interés; viendo una oportunidad para reducir costos y mejorar el servicio meses después fundó Nubank, banco online dedicado a usar la tecnología para bajar costos y mejorar el servicio al cliente, actualmente ya tiene más de 30 millones de clientes online y está creciendo rápidamente.

Durante décadas los grandes bancos han dominado el mercado de servicios financieros a pesar de que muchos son vistos como entidades de mal servicio y costos muy altos, luego el crecimiento de las tarjetas de crédito Visa y Mastercard trajeron cambios al mercado pero en esencia todo seguía igual, hasta que empezaron a aparecer nuevos y poderosos rivales tecnológicos llamados Fintechs.

El crecimiento de la tecnología y la pandemia han acelerado el desarrollo de estas nuevas empresas de servicios financieros online que están reinventando las formas de captar y colocar dinero y se enfocan en ofrecer todos sus servicios a través de los celulares; quizá la de mayor tamaño sea el Ant group (ex Alipay) que se lanzó en China y ahora tiene unos 700 millones de clientes. Las Fintechs están creciendo en todas partes pues siendo digitales pueden literalmente llegar a todo el mundo; así en Irlanda crece Stripe, fundada por los hermanos Collison, ambos menores de 30 años; en otros países también destacan Ripple, Coinbase, Chime, Robinhood y cientos más. Hay que comentar que incluso Facebook pretende desarrollar su moneda virtual “Libra” pero no está logrando apoyo, también Apple ofrece su tarjeta de crédito.

En el Perú no hay cifras recientes pero es fácil darnos cuenta que el dinero se está haciendo digital y los clientes digitales cada vez prestan más atención a la rapidez, los costos y las tasas de interés, ello unido a un mercado en recuperación representan un gran atractivo para las Fintechs, por ello los bancos locales se esfuerzan en mejorar sus servicios online, conscientes de que las Fintechs llegarán tarde o temprano.

Las Fintechs usan herramientas digitales avanzadas para generar ese cambio cultural que sugiere que los clientes sean más empáticos con el uso del dinero electrónico y reduzcan la necesidad de visitar los bancos. Un claro ejemplo es la Fintech peruana B89 que plantea una visión 100% digital de la relación con los clientes; hay también quien critica a estos emprendimientos pues parece que solo buscan crecer para ser vendidos con una buena ganancia para sus fundadores, solo el tiempo dirá si logran una posición en el mercado o fueron empresas hechas para obtener una rápida ganancia.

Cabe agregar que la nueva economía colaborativa acorta distancias entre las Fintechs y las nuevas generaciones de consumidores que ven en ellas más que un servicio financiero, la oportunidad de reflejar  sus intenciones de crear comunidades  digitales y aportar de manera útil a las mismas.

En estos próximos años veremos aún más cambios en el mercado financiero causados por el aumento de la competencia disruptiva y la innovación tecnológica, pues ya estamos entendiendo que en el mundo de hoy el cambio es la única constante.