¿Cómo enfrentamos los negocios hoy en día?

Pues hoy nos encontraremos con diferentes canales digitales, entre ellas las Redes Sociales (RRSS), pero primero analicemos si el termino Redes Sociales o Red Social, existía antes. ¿Qué es una red social? Es un conjunto de personas asociadas o agrupadas por alguna afinidad, pues bien, entonces podríamos decir que las RRSS existen desde hace miles de años, las tribus por ejemplo definieron las primeras RRSS y bajo sus costumbres, lenguas y creencias se organizaron, la forma de comunicación fue lo que evolucionó.

Siempre nos hemos manejado o desenvuelto en tribus, en RRSS y lo que fue cambiando a medida de la evolución fue el canal que usamos; no hace muchos años y me refiero a los miles que llevamos detrás, tuvimos canales de comunicación como las cartas, el telegrama, los teléfonos fijos, los SMS, y con la llegada de la era digital el límite se volvió el cielo, cada “tribu” decide ahora porque canal digital comunicarse, cada red social se ha vuelto la indicada o ideal para cada individuo.

¿Cómo individuos podemos estar en más de una red social para comunicarnos con nuestras tribus y cómo empresas?

Yo creo que sí, creo que ya no solo es un tema de libre asociación política, social, etc. Ahora podemos escoger en que red social nos comunicarnos, la forma y cuál es la más indicada o la que creemos se acepta mejor.

Empezamos algunos con Hi5, My Space, Messenger, etc. Luego migramos a Facebook, Twitter Whatsapp, LinkedIn y recientemente a Snapchat, Instagram, Tik Tok entre otras.

Cada una de ellas cumpliendo con sus propios objetivos; pero al ser empresas privadas digamos que los objetivos son más comerciales, y nosotros decidiendo o no, tomar parte en alguna de ellas, pero acaso nosotros como individuos no tenemos objetivos comerciales, acaso no el ser humano en el día a día a tratado y trata de seguir adelante con su proyecto de vida, queriendo aprovechar las cosas que han creado otras personas y estás las ofrecen en algunos casos de manera gratuita y en otras de pago.

Cada uno de nosotros participa activamente o no de algunas de estas RRSS. Cada uno de nosotros escogió el mejor canal digital para comunicar y expresar lo que desea con su tribu y sobre todo en la forma en considera que su opinión tendrá mejor rédito, pues somos eso, somos personas queriendo desarrollar nuestro proyecto de vida de la mejor manera y también ahora en un canal moderno.

Imaginemos por un momento que el acceso a las RRSS que más usamos tuviesen un costo de suscripción y de membresía, cuantas de ellas seguiríamos usando y ¿por qué?, haríamos el análisis de que contenido quiero publicar para mi tribu o le daríamos más valor a la forma de como presentar el mismo contenido pero en otra Red Social, ¡pues se empieza a poner complejo verdad!

Imaginemos también, por ejemplo, que Jaime tiene un contenido de valor a publicar en Facebook o Instagram pues la mayoría de sus amigos (tribu) están en esa red social, lo que obtendría, si ese contenido fue de valor no solo para él, sino para sus amigos cuando vieran dicho contenido, serian comentarios, reacciones, likes, etc. Luego Jaime usa el mismo contenido en otra de sus RRSS en este caso Instagram y para este caso pues digamos que la reacción del público no es la misma, sino mucho mejor no solo el doble de comentarios y reacciones sino el triple, por lo tanto, Jaime podrá presumir que sus contenidos son más valorados en esa red social, sería correcto afirmar eso? En un análisis practico y rápido podríamos asumir que sí, pero tal vez si lo hacemos de manera más profunda, puede que no sea tan directamente proporcional.

Ahora asumamos que las RRSS empiezan a cobrar una membresía a cada usuario, es decir cada persona tendrá que pagar mensualmente un monto para publicar cualquier contenido, pero también para visualizar el contenido de terceros, de sus amigos (su tribu). Y entonces acá habría varios cambios. Primero: ¿el usuario seguirá considerando esa red social para publicar sus contenidos de valor? ¿Sus amigos seguirán en esa red social y visualizarán los contenidos de valor? todos estos factores empiezan a tener lo que se denomina costo/beneficio.

Si parece complejo o simple hacer este análisis, imagínense lo que debe analizar una empresa al momento de elaborar contenido para su marca en alguna red social.

Es difícil desligar cualquier instrumento creado por el hombre desde un principio económico, yo diría casi imposible, pero si alguien ofrece un servicio de manera gratuita y a nadie le molesta porque podría ser mal visto o tener rechazo si alguien ofrece un servicio similar, pero a cambio de un pago.

Me parece que el factor clave está en que cada individuo siempre tenga la libertad de poder escoger el servicio que más cumpla con su proyecto de vida; asimismo las Marcas, las empresas tendrán que entender cuál es la mejor forma de establecer una interacción fluida con el cliente, nadie los terminará obligando, cada uno lo hará porque realizará el ejercicio de costo/beneficio y aprovechará la oportunidad en la nueva era de la comunicación digital.