¿Tienes en mente emprender en publicidad? En mi experiencia en una agencia en crecimiento, he notado varias dificultades que los directores han tenido que ir superando para llegar hasta donde están hoy. Como cualquier negocio nuevo, sobre todo si brinda servicios a otras marcas, se presentan muchos retos en sus primeros años de vida que pueden definir o no la continuidad de la empresa. Lo importante, en estos casos, es tener claro tu valor de marca y planificar la forma de salir adelante.

A continuación, detallo algunos puntos que identifiqué en estos años de trabajo y que podría ayudarlos a tener más clara la situación a la que se enfrentarán si planean emprender en este rubro:

  • Nadie comienza con un gran portafolio: a menos que los socios o directores cuenten con buenos freelos (trabajos independientes) que puedan asociar a la empresa, tener el portafolio soñado no será tan fácil de lograr. Por esta razón, cada trabajo que llegue, por más que sea para un amigo, tiene que realizarse de la mejor manera, ya que este será parte de la carta de presentación de tu empresa.
  • Los clientes irán por lo seguro: no tener un nombre o experiencia que te respalde podría jugarte una mala pasada. En una licitación, por ejemplo, tu propuesta puede terminar siendo más creativa y efectiva que la de otra agencia; sin embargo, se terminan yendo con esta ya que tiene más personal y más años en el mercado. Que esto no te desanime: si sigues demostrando profesionalismo en tus propuestas, en algún momento te darán una oportunidad.
  • Tus finanzas viven al límite: en la mayoría de casos, tus ingresos se darán en forma de fees mensuales y pagos por proyectos. Sin embargo, ¿qué pasa si un cliente fijo te avisa sin mucha anticipación que dejará de contratar tus servicios? A menos que ya tengas ganancias acumuladas, tus finanzas se verán afectadas y tendrás que salir a vender como loco para no caer en déficit.
  • Equipo joven y rotativo: muchas empresas jóvenes se caracterizan por tener, valga la redundancia, equipos jóvenes entre sus colaboradores. El hecho de trabajar con muchos millennials, sumado a la incertidumbre presente en empresa y un área de RRHH en desarrollo, podría ocasionar que los colaboradores duren pocos meses en sus puestos. Es importante ir analizando los puntos de mejora dentro de la construcción de la cultura laboral y comunicar los diferenciales de la empresa, con el fin de atraer mejor talento para las siguientes convocatorias.

En conclusión, como en cualquier negocio nuevo, siempre aparecerán problemas internos y externos que te harán pensar dos veces si fue buena idea emprender. Está en ti planear cómo hacerles frente y superarlos para cumplir los objetivos que te has planteado. Sin embargo, la comunicación está cambiando tan rápido que probablemente la fórmula que planteas ahora no te funcione en un mediano plazo. Por esta razón, es importante estar actualizado con las tendencias para crear una propuesta de valor para tu marca que esté acorde con las exigencias del mercado.

 

Sandra Benavente Velando

Coordinadora de Cuentas en Planetario