La fiebre mundialista y su efecto en la publicidad

En noviembre del 2017 todo cambió. Las calles se llenaron de peruanos en cantos, música y demostraciones de alegría: luego de 36 años, Perú volvía a clasificar a un Mundial de fútbol.

Ahora, ¿qué posibilidades le genera esta afortunada situación a las marcas? Es una gran oportunidad para conectar con las audiencias aprovechando el “feeling” deportivo:  a través del branding, el patrocinio, y promociones y eventos especiales. El Mundial es una ola que viene con fuerza, y existen muchos modos de subirse.

El fútbol, por sí solo, es un deporte que genera gran interés en el Perú, y por lo tanto crea un buen negocio para consolidar marcas a través del marketing deportivo, y así generar ventas. Esto se acrecienta con la fiebre mundialista: incluso el público que normalmente se mantiene al margen de este deporte pasa a formar parte de la fanaticada, y se vuelve, por tanto, una audiencia alcanzable.

¿Qué mejor modo de conectar con las audiencias que a través de algo que une positivamente a todos los peruanos? Asociar a tu marca a Rusia 2018 es una fórmula sin pierde. Las empresas  de mayor envergadura ya se apresuraron a sumarse: BBVA es el principal patrocinador de la Federación Peruana de Fútbol, seguido por Gloria. Umbro será la marca oficial de las camisetas de la selección, pero posterior al Mundial, Marathon ya firmó un contrato por 4 años.

El interés por auspiciar a los jugadores también ha crecido: por ejemplo, Scotiabank ya lanzó campañas con Edison Flores y Renato Tapia. Por otro lado, y a pesar de las dificultades que pasó a finales del año pasado, marcas como Samsung y el BCP se han apuntado a respaldar a Paolo Guerrero y tenerlo como imagen de sus estrategias de comunicación en torno al Mundial.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que aprovechar la fiebre del Mundial no significa (necesariamente) invertir todo tu capital en convertirte en un auspiciador oficial: existen mil y un posibilidades para que puedas subir a tu marca a la ola mundialista, sobre todo teniendo en cuenta el cuasi infinito mundo digital. Ahora, dado que todas las marcas estarán buscando lo mismo, se convertirá en una lucha creativa: ¿quién tiene la idea más original para conectar con la hinchada peruana?

Siempre puedes adquirir un paquetón de figuritas y sortearlo en tu página: es un crecimiento de alcance e interacciones garantizado. Pero esa no es la idea: como en todo esfuerzo publicitario, se trata de crear una estrategia alineada a los objetivos de tu empresa, que le saque todo el jugo posible a la coyuntura.

Sobran los elementos con los cuáles jugar: hacer temas alusivos a Rusia (por ejemplo, un menú especial si tienes un restaurante), gráfica alineada a los colores de la selección o al diseño de la camiseta (imagino cupcakes con los colores de la selección o mamelucos para bebés con el diseño del polo del capitán), alianzas con otros influencers deportivos (como periodistas), aludir al espíritu nacional (hacer concursos donde el público tenga que escribirle una barra a la selección, por ejemplo), entre otros.  Muchas y distintas formas de capitalizar el entusiasmo de la gente por la participación de Perú en el Mundial.

 

Y a ti, ¿qué se te ocurre para aprovechar la fiebre mundialista?

 

 

Privacy Preference Center

WhatsApp chat