Bajo la premisa que “El vaso nunca está medio vacío sino medio lleno”, iniciamos este posteo convencidos que esta frase no es mero cliché publicitario, sino que encierra en cada una de sus letras, el sentimiento más puro de comunicar con optimismo y buenos deseados declarados y amparados en cifras realmente concretas, las tendencias de los meses futuros que buscan armar la nueva normalidad. Por ello desarrollamos algunos de estos cambios que debemos esperar en los sucesivos meses y que ya se conocen en algunos países, con el afán de dejarnos listos y constantemente vigilantes de su evolución, además de plantearnos cómo nos reinventamos para adaptarnos a ellos.

Para nadie es novedad que el e-commerce en el Perú ha tenido el más venturoso de sus años, iniciando con un 12,5% de crecimiento entre enero y las primeras semanas de marzo de este año, pasando por un glorioso 25,7% para las últimas semanas de marzo (Inicio de pandemia), llegando a alcanzar el histórico 49,1% durante abril y proyectando crecer en 100% de cara al final del año *. Sin embargo, hay 2 aspectos que todas las empresas deben conocer para subirse a esta ola de progreso y llegar a buena orilla, sin perder clientes y ganando mercado en el proceso:

VIDEOMERCE:

Este término puede parecer extraño en su concepción, pero es la tendencia mundial de utilizar los videos tipo cápsula (Duración corta de aproximadamente 1 minuto) para comunicar nuestros productos a través de un cada vez más cambiante mercado del e-commerce. A este punto uno podría suponer que la tarea no es difícil, pero resulta ya complicado, el tener que resumir todos los beneficios que tiene nuestra oferta, en uno o dos y encima, presentarlo en un video. La idea es simple, pero debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

Debemos estructurar un contenido que deje en claro el propósito que queremos lograr, tratando de dar un mensaje acotado y claro. En este apartado hacemos apología a la entrega de experiencias más que beneficios del producto, es decir tratar de enfocarnos en brindar experiencias a cambio del dinero de las personas, que es otra tendencia muy vigente y que la gran mayoría de clientes vienen buscando más asiduamente en los últimos meses. El guion a seguir en esta parte debe ser muy enfocado al sentimiento que le provoca o que debería provocarle al cliente, nuestro producto.

La persona que podría dirigir el mensaje en el video, debería ser el mismo vendedor. Esto con el ánimo de empoderar a nuestro músculo comercial y empatizar con nuestro público de una manera más cercana. Además, ¿Quién mejor que nuestros expertos comerciales, que conocen las preferencias del mercado, para guiar a los clientes?

El contenido debe aportar información importante y valiosa a nuestra comunidad. Atrás quedaron los meros mensajes resaltando las características del producto y/o bondades del servicio, ya que hoy en día y con mayor frecuencia en los próximos meses, nuestros mercados elegirán ofertas que mejoren su día a día a través de la experiencia prometida, tratando de aumentar el engagement con los mismos.

Premisa de ser viralizable. Hoy en día toda la información puede pasar de Smartphone a Smartphone, de PC a PC, de laptop a laptop, etc. con el único fin de llegar a más personas en su camino. Esta tarea resulta muy efectiva para aumentar el awareness marketing del producto y aumentar el alcance efectivo de nuestro mensaje. Otro aspecto a vigilar muy de cerca es la gestión de redes y comentarios, para lograr un efecto positivo y asegurar que la viralización, siempre esté acompañada de positivismo comercial.

LIVE SOCIAL SELLING:

Muy popular en terrenos asiáticos y que demanda, que el ofrecimiento de productos y/o servicios se den en una transmisión en vivo y en directo a través de redes sociales como Facebook o Instagram. Esta manera muy novedosa de venta, nos acerca un poco más y busca traerse abajo a la cancelación anticipada que todas las empresas sufrimos durante la pandemia de la venta presencial o demostrativa, que quedó a un lado gracias al distanciamiento social. Para esta práctica, que será tan necesaria en el Perú en los próximos meses, también será casi obligatorio tener las siguientes consideraciones muy presentes:

La atención de preguntas y respuestas en vivo. Por supuesto que al exponer nuestros productos en vivo y en directo y sin posibilidad de ediciones, entendemos que la fórmula ganadora será contar con un adecuado servicio post venta y la mayor cantidad de comentarios positivos, basados en una buena línea de distribución, un producto bien definido y con pistas de aterrizaje bien alumbradas por nuestros mercados vigentes y cautivos.

La influencia del moderador. Más que una simple presentación del producto, se requiere tener un influencer que refleje en la opinión de las personas y transmita lo que la marca quiera demostrar. Con éste término no nos referimos a influencers ya consagrados en el mercado peruano y que ya generen seguidores por sí mismos, sino empoderar al activo más preciado de nuestra empresa, nuestros vendedores, a realizar un ofrecimiento más familiar basado en su trabajo diario.

A ganar otros mercados. Con esta tendencia, la puerta de otros mercados se abre de par en par y con ello, la posibilidad de contar otra historia a otras personas. Por más que el producto sea el mismo, debemos tener en consideración que, al hablar con otro público las expectativas y objetivos son distintos, exigiendo así un gran cambio en la forma de expresión y en el entregable final. El desafío aquí va por conquistar a una persona que puede saber o no de nuestra oferta, pero que no necesariamente gusta de nuestro ofrecimiento.

La virtud de las líneas arriba descritas, va por el aprovechamiento que podamos sacarle y la adaptación que le demos a nuestros propios productos, tomando en cuenta etas nuevas tendencias y maneras más cercanas que tendremos de vender.

¿Y Uds., cómo adaptarían sus negocios a la nueva normalidad?

*Fuente: Niubiz a mayo ´20 y Cámara de comercio de Lima a diciembre de 2020.